Parashat Pekedei

Pin It

Resumen de la Parashá: Moshé hace un recuento del oro, plata y cobre donados por el pueblo para la fabricación del Mishkán (Santuario). Bezalel, Aholiab y sus ayudantes hacen las ocho vestimentas sacerdotales --la mitra, el turbante, el efod, el pectoral, la sotana azul, la túnica blanca, el cinturón y los pantalones--según las especificaciones que habían sido comunicadas a Moshé.

 

El Mishkán se termina y todos sus accesorios, utensilios y objetos se traen delante de Moshé para su inspección y unción con el aceite sagrado, junto con las vestimentas de Aharón y sus cuatro hijos. Una nube aparece encima del Mishkán, significando la Presencia Divina que ha venido a morar dentro de él.

El primer día del mes de Nisán, casi un año después de la partida de los israelitas de Egipto, es erigido el Mishkán bajo la supervisión personal de Moshé y los elementos son dispuestos en su interior en el orden prescrito. Una nube cubre el Mishkán, rodeado por la gloria de Hashem. Cada elevación de la nube indica el deseo de D's de que los israelitas continúen su viaje hacia la Tierra Prometida.

Comentario: Las porciones finales del libro de Shemot/Éxodo resumen los asombrosos logros de los israelitas en la construcción del Mishkán, el edificio que albergaba la presencia Divina mientras estaban en el desierto. Era una gigantesca obra en la que la nación entera tomó parte. Hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, cada uno tuvo una tarea en esta obra. La Torah nos dice: "Cada hombre cuyo corazón lo inspiró vino; y aquellos cuyo espíritu lo motivó trajo la porción de Hashem para realizar el trabajo de la Tienda de Reunión, para todos los trabajos y para las vestiduras sagradas. Los hombres vinieron con sus mujeres; todos aquellos cuyo corazón los motivó trajeron pulseras, anillos de nariz, anillos y ornamentos para el cuerpo -todo tipo de ornamentos de oro -cada hombre que elevó una ofrenda de oro para Hashem" (Shemot 35:21-22).

"Moshé convocó a Bezalel, Aholiab, y cada hombre sabio de corazón a quien Hashem dotó de sabiduría, todos cuyo corazón los inspiró para venir cerca del trabajo, para hacerlo" (Shemot 36:2). La sintaxis de este versículo es un poco extraña. ¿Por qué usa el término, "cuyo corazón lo inspiró, para venir cerca del trabajo, para hacerlo"? ¿Por qué no dice directamente "cuyo corazón lo inspiró para hacer el trabajo"? ¿Qué significa "acercarse" para hacer el trabajo?

La construcción del Mishkán, como cualquier otro proyecto, trajo consigo un duro y cansador trabajo. Esta obra requería demasiado esfuerzo. La llave del éxito en la construcción la encontramos en el versículo: "todos cuyo corazón los inspiró, para acercarse al trabajo, para hacerlo." Para poder hacer el trabajo del tabernáculo, primero hay que acercarse al trabajo.

A veces en la vida buscamos soluciones mágicas, inmediatas. Y así, nos olvidamos que somos nosotros quienes debemos acercarnos, involucrarnos con esa situación para poder cumplir la meta. Lo que debemos hacer es dar pequeños pasos y acercarnos. Y así como el Señor dotó de sabiduría a Bezalel y Aholiab para hacer el trabajo del Mishkán, también nos guiará a nosotros para que podamos alcanzar todas nuestras metas.

¡Shabat Shalom!!!

Pin It